LEGÍTIMA DEFENSA: Modificaciones innecesarias y no urgentes de la LUC

Escribe Dr. Sergio Rodríguez.
Abogado. Militante blanco independiente
.

La legítima defensa es un permiso que otorga la Ley a las personas para ejercer la defensa en forma privada de su persona o derechos siempre que exista agresión ilegítima utilizando un medio racional en esa defensa. En nuestro país, se legisla en la parte general del Derecho Penal (Art. 26 del Código Penal) y se estudia como causa de justificación que enerva la antijuridicidad del delito y por lo tanto exime a su autor de responsabilidad penal.­

Se fundamenta básicamente en que ante una agresión que es esencialmente ilegitima y ante la ausencia del estado en el momento en que se produce la agresión para evitarla o reprimirla, pueda ella misma -la persona agredida- ejercer su defensa.-

Es imposible que el Estado esté presente en todo momento y lugar (por ejemplo cuando una persona es abordada en una parada de ómnibus en la noche para agredirla sexualmente, esta persona puede inferir lesiones al agresor y esa conducta no es considerada delito, o cuando una persona es sorprendida dentro de su casa por el ingreso de un extraño).

Ahora bien, para activar la aplicación de este instituto deben estar presente requisitos constitutivos del mismo (agresión ilegítima, necesidad racional del medio empleado en la defensa y falta de provocación suficiente) y ante la ausencia de alguno de ellos habrá delito y reprochochabilidad penal de la conducta.

MODIFICACIONES DE LA LUC

A) En establecer cuando el medio utilizado para la defensa se considera racional.

B) Incorpora un criterio de apreciación de la racionalidad en la defensa de los derechos de contenido patrimonial.-

B) Amplía las dependencias que se consideran parte de la casa habitada. Realiza una enumeración no taxativa de lugares que se consideran dependencia; modifica el criterio de interpretación de la razonable continuidad por el criterio de la razonable proximidad.

C) Incorpora a los policías y militares como beneficiarios de esta causa de justificación en su accionar.

D) Agrega a los establecimientos comerciales industriales o agrario, pero en esta hipotesis adelanta la posibilidad de defenderse “con la sola puesta en peligro”.-

CRÍTICAS

A) Establece un criterio de interpretación que es innecesario pues ya era el criterio aceptado y admitido en la doctrina y jurisprudencia penal.

B) Esta modificación se entiende innecesaria pues se encuentra ya comprendida en la estimación anterior referida a “impedir el daño” según el Informe presentado por el IDP de la FDER. A partir de esta modificación se revaloriza de manera diferente la protección de la propiedad y podría sostenerse que tendría más valor que la vida humana. Se desprende de esa modificación entonces un nuevo criterio de consideración en el análisis de la proporcionalidad entre medio de defensa y medio de ataque cuando el bien jurídico atacado es la propiedad.

C) Las dependencias estaban bien definidas por la doctrina penal y los jueces (criterio teleológico) los agregados generan dudas e inseguridad ofreciendo situaciones de eventuales abusos que escapan al fundamento del instituto. Antes de la LUC el criterio de la razonable continuidad de acceso al hogar como morada sagrada e inviolable, era lo que definía si podía considerarse dependencia.
Después de la LUC, debido a la verborragia utilizada y al agregado explícito “razonable proximidad” vuelve tortuosa la tarea de la interpretación. Además, por si esto fuera poco, agrega el término “similares” incurriendo en un error pues la decisión de si corresponde o no beneficiar a determinado individuo por el instituto de la legítima defensa quedaría librado a la interpretación totalmente contrario a un principio de legalidad.

D) Los policías ya estaban protegidos en su accionar por otra norma (Art. 28 CP, Cumplimiento de la Ley) Esta modificación es simbólica, no protege a los policías sino que los perjudica. Había que dar el mensaje de respaldo a la policía. Notoriamente que es negativo haber dejado plasmada esta modificación porque precisamente por su innecesariedad únicamente puede conservar una utilidad simbólico en el imaginario colectivo policial que actuando sobre una falsa idea de respaldo jurídico inexistente puede incurrir en abusos.

E) Excede notoriamente el fundamento de la presunción del hogar como sagrado inviolable, se valoriza la propiedad más que la vida, se presenta claramente a abusos. Pero ademas en la forma en que se redacto “amenazas en las cosas… generación de una situación de peligro” DESDIBUJA LA LEGITIMA DEFENSA, que precisamente uno de los presupuestos fundamentales en la construcción del instituto es que exista una agresión ilegítima. En esta norma no es necesaria la agresión, porque en la amenaza no hay agresión presente, en la puesta en peligro tampoco hay agresión presente. Entonces tenemos que por la vía de consagrar una presunción se legisla por fuera de la construcción conceptual de la legitima defensa, agregando una presunción pero de algo que no es legitima defensa porque no concurren ni siquiera sus elementos constitutivos.

Estas modificaciones afectan las garantías individuales, pues, flexibilizan en general la legítima defensa excediendo su fundamento y, en consecuencia, haciendo discutible que sea constitucional. Incurre en errores de dogmática penal clarísimos. Le da la falsa idea al policía de que está respaldado en su accionar y da lugar a abusos. Señal negativa porque en términos generales tiende a flexibilizar el uso de la fuerza. Utiliza una técnica legislativa totalmente deficiente, con errores de dogmática penal evidentes.-
En la incorporación de la presunción referida a establecimientos comerciales, agrarios o industriales termina por desdibujar de manera notoria el instituto de la legitima defensa en la que la persona podrá agredir a otra solamente por la puesta en peligro.
Compartimos claramente la conclusión referida al punto de que como estaba regulada la legitima defensa estaba bien y se aplicaba sin problemas.