Exdirector de Tránsito cuestiona severamente colocación de señales en cruce de Instrucciones del Año XIII y Treinta y Tres Orientales

En las últimas horas la Intendencia de Paysandú colocó un cartel de «Ceda el paso» sobre el cordón norte de calle Instrucciones del Año XIII antes de llegar al cruce con Treinta y Tres Orientales. La señal resulta confusa y revela una acción incompleta. El exdirector de Tránsito, escribano Leonardo Rivero, valoró la decisión y marcó varias deficiencias en la iniciativa.

En nuestra opinión es extremadamente arriesgado determinar un cruce preferencial con una escasísima señalización y sin la debida difusión de la misma, y además sin inspectores en la zona, teniendo en cuenta que allí se nos fueron dos vidas en cinco meses.

Una modificación en la circulación de este tipo amerita tener esos recaudos, que seguramente arrastren problemas con el exceso de velocidad, un tema sobre el cual el mundo trabaja con énfasis prioritario procurando concientizar para que los conductores reduzcan la velocidad con la que se desplazan.

Al cruce en cuestión le falta la señalización de los cruces peatonales, líneas de detención, resalto, pintar la ceda de paso en la calzada y habría que ver si falta o no un resolutivo del director. 

Recordemos además que allí no hay cordones para pintar las ochavas de rojo para llamar más la atención a los conductores, lo que es un factor negativo.

Consideramos que el cartel de «Ceda el paso» seria lo último a instalar antes de hacer preferencial una vía.

Además no amerita hacer preferencial solo un cruce, lo ideal y recomendable sería abordar la arteria desde Av. Salto hasta Estefanell. Aunque consideramos que no sería necesario ya que la avenida Dr. Roldán asegura fluidez en la movilidad.

Otro punto en contra es que la calzada es angosta (lejos del ancho de calle Washington, por ejemplo) y no tiene ni cordón cuneta ni veredas, lo que implicaría que aumenten los riesgos para los peatones. En las calles Henderson y Andresito (ex 2 y 3) se señaliza de igual forma pero sin la pérdida de la derecha.

No se entiende el rechazo a los resaltos, los «panes» que se usaron «creativamente» en Av. San Martin y Montecaseros bien podrían haber sido usados acá si se resuelve determinar la perdida de la «derecha». Sabemos que con ellos se baja el siniestro a 0, más que comprobado.

En la tarea de salvar vidas en el transito no habría que escatimar en recursos.