Cooperativa de Quebracho espera respuestas a su proyecto para gestionar moteles «B» de Termas de Guaviyú, según propuesta del intendente

Foto: www.elecodigital.com.uy

La cooperativa quebrachense COOSOLIQ, conformada hace unos 13 años y que hasta finales del año pasado se dedicó, básicamente, a vender servicios de limpieza y mantenimiento de diversas áreas de Termas de Guaviyú a la Intendencia, aguarda la respuesta de la comuna a una propuesta presentada hace ya algunos meses en la que formaliza su pretensión de hacerse cargo de la gestión «de los bungalows o moteles B» de aquel centro termal, respondiendo a una iniciativa del propio intendente.

En el marco de la política de ahorro que desarrolla el Ejecutivo, el intendente Olivera resolvió prescindir de los servicios de la organización desde comienzos de 2021 y oportunamente ofreció, como compensación, que los trabajadores asuman la gestión de aquellos 18 moteles. Considerando la propuesta como una «gran oportunidad», los cooperativistas presentaron un proyecto de trabajo sin que, hasta el momento, hayan tenido devoluciones, confirmó el presidente del colectivo, Ernesto Borba.

El dirigente asumió que la decisión de la comuna de conceder a privados la gestión de todos los moteles de ambos centros termales, que se formaliza en el proyecto de Presupuesto Departamental, podría conspirar contra sus posibilidades. Consideran que si algún empresario se interesa en asumir la administración de los alojamientos públicos de Guaviyú sería razonable que aspire al control de todos, pretensión que para los cooperativistas es inimaginable. Y aún cuando consideran que la instrumentación de la concesión les podría garantizar los moteles prometidos valoran que las señales que reciben del Ejecutivo son poco favorables a sus intereses.

COOSOLIQ tenía 22 socios que trabajaban permanentemente en Guaviyú a los que se sumaban algunos eventuales en temporada alta. Concretada la desvinculación con la Intendencia, diez de esos trabajadores pasaron a la Fundación A Ganar y el resto al seguro de paro.

Borba reconoció que se esfuerzan porque la cooperativa siga operativa esperando que se concrete el anuncio del intendente aunque asumió que cada vez se hace más difícil sostener esa estructura «porque no hay ingresos» y sólo cuentan con ahorros generados el año pasado «que se van terminando».

Escuchar la nota completa con Ernesto Borba de COOSOLIQ de Quebracho: