«Distrito Park es un proyecto de especuladores inmobiliarios», enfatizó Álvarez Petraglia

El doctor Federico Álvarez Petraglia dijo sentirse “sorprendido” por  “el despliegue” desarrollado por referentes políticos y sociales en apoyo a la ejecución del proyecto denominado “Distrito Park”. Cuestionó que se abone la idea de que la iniciativa  demandará mucha mano de obra de manera inmediata y explicó porqué considera que “tienen que pasar algún par de años para que eso empiece a generar a trabajo”.

El exjerarca de la comuna, que colaboró con el entonces intendente Mario Díaz en la elaboración del plan de obras que se financiará con el fideicomiso, recordó que «en la versión inicial» que fundamentó la solicitud del endeudamiento “Distrito Park no estaba porque consideramos que no es un proyecto que la Intendencia tenga que financiar”. Sin embargo, y como resultado de la negociación política que terminó asegurando los votos en la Junta Departamental para habilitar la contratación del fideicomiso, la propuesta quedó incluida en la lista de intervenciones que el intendente Olivera podrá impulsar. Álvarez Petraglia reconoce esa situación como “un problema”  que relativiza las posibilidades de cuestionamiento a la eventual financiación del «clùster de servicios», según lo llaman sus promotores, que se instalaría en la zona de la playa.

“Distrito Park es un proyecto de especuladores privados, de especuladores inmobiliarios. Eso viene de esos sectores hacia algunos actores políticos que se terminan enamorando de ese proyecto”, opinó y dijo “entender” a las organizaciones sociales que se han manifestado a favor en tanto éstas buscan oportunidades de trabajo.

“Para mí no es un proyecto positivo”, enfatizó el abogado que cuestionó severamente la aspiración de los impulsares pretendiendo que la comuna aporte unos nueve millones de dólares para financiar la parte inicial de la intervención, aunque, según los gestores del proyecto, “se recuperaría algo de esa plata por la venta de algunos apartamentos y cosas así”.

Enumeró  una serie de dificultades que, según entiende, harían “muy difícil que esto se pueda hacer”. Explicó que “si bien la mayoría del terreno es municipal hay una porción importante que se tendría que expropiar” lo que demandaría una inversión, según  estimaciones iniciales, de unos 300. 000 dólares además de la cesión a los privados del resto del espacio. Recordó que el plan de ordenamiento territorial aprobado en el quinquenio anterior establece la prohibición de construir en la zona pretendida (área delimitada, en líneas generales, por Washington, Entre Ríos, el río y Avenida Salto) lo que demandaría “una solución legislativa”, que no siempre se canaliza rápidamente. El plan tentativo de obras del fideicomiso incluye la posibilidad de financiar el estudio de factibilidad del proyecto  con un monto de un millón de dólares: “no creo que estamos en condiciones de gastar más de 40 millones de pesos por las dudas. ¿Qué pasa si nos dicen que ese proyecto no es viable?, ¿cómo le explicamos a los vecinos que gastamos esa plata por las dudas?”, apuntó el abogado y agregó  que tampoco  se ha presentado el plan de impacto ambiental de la obra.  “Además la Intendencia se obliga a invertir otros 7.800.000 dólares para, entre otras muchas cosas, hacer el levantamiento de toda la zona dado que todo ahí es inundable. Se hablaba de un terraplén que en algunos lugares tendría siete, ocho o nueve metros y a partir de ahí recién construir”, explicó.

 “Yo, al menos, como integrante de un gobierno departamental, nunca invertiría  en  un proyecto de esas características para financiar los intereses de unos pocos privados que son los que van a ganar”, sostuvo Álvarez Petraglia.

Ver al Doctor Federico Álvarez Petraglia en nota con «La Tribu»

https://www.facebook.com/2295445764046010/videos/1952061208277959/

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.