Merienda solidaria «Pintando Sonrisas» colabora con unas 170 personas del barrio Sur

“Luego que se declaró el tema de la emergencia sanitaria dijimos con mi compañero: ¿qué  podemos hacer como para dar una mano?.  Nosotros vivimos en el barrio Sur, un lugar donde hay mucha necesidad y donde todo esto golpeó mucho” así arrancó el 4 de abril de 2020 la  Merienda solidaria “Pintando Sonrisas”, contó Gisel Vignoles que impulsa la actividad junto a su pareja, Matías Yejas. La iniciativa había surgido “como para ayudar a que la gente pase el invierno” pero ante le evidencia de la necesidad “fue imposible cortar. Yo pensaba: ¿cómo le digo a toda esta gente que no va a haber más leche?. No pude. Es tanto lo que te involucrás con las familias, y especialmente con los nenes, que seguimos” con la convicción “que de alguna forma íbamos a poder seguir adelante”.   

 En el inicio recibieron “20 nenes del barrio y hoy seguimos firmes con 170 personas, que son unas 34 familias, de los cuales 90 son niños” y el resto de las más variadas edades, todos de más de 12 años, “con muchas madres solteras”  informó Gisel. “El aumento fue progresivo; es más, en los últimos días se sumaron dos familias más. Cada familia anda entre cinco y ocho personas porque llevan para todos, no sólo para los niños. Quiere decir que el número se incrementó constantemente” y recordó que “en junio y julio del año pasado llegamos a las 200 personas y tuvimos que decir que no anotábamos más porque teníamos miedo de tener que dejar de servir por el tema de los insumos, de que no nos alcanzara”.

La pareja ve con preocupación la llegada del invierno “porque este año va a ser duro y ojalá que no nos falten las cosas para poder responder a toda esta gente”.  

El merendero funciona en casa de la familia, en calle Zorrilla pasando Chaín: “los lunes, miércoles, viernes damos desayuno y los sábados merienda”. Desde allí retiran “la leche con cocoa o leche sola” y los alimentos  sólidos “para acompañar” con la idea «de que puedan tomar en su casa”. Para cada merienda o desayuno “preparamos entre 48 y 50 litros de leche y elaboramos mucha torta de horno o tortas fritas, donas,  pan casero, pan con dulce”, tarea en la que colaboran  “algunas mamás, algunas adolescentes” que integran el grupo de los beneficiarios.  

“Todos los insumos son donación y lo que es gas básicamente corre por cuenta de nosotros porque eso es poco lo que donan”, cuenta Gisel para reconocer que cuando “ha faltado nosotros nos comprometemos”, que es una  forma muy sutil de decir que la pareja sustenta lo necesario con su bolsillo.  No obstante dijo que el merendero “tiene como padrinos, gente que se ha comprometido y que en todo este año han estado firmes, colaborando con nosotros” y que han recibido apoyo del Centro FOEB «12 de setiembre».

Quienes deseen realizar algún aporte para sustentar esta iniciativa solidaria puede contactarse al número de teléfono 092 06 16 18  o a través de la página de Facebook: Merienda solidaria Pintando Sonrisas.   

Entradas relacionadas