23 septiembre 2021

Fuerte polémica en el FA sanducero por préstamo “inconsulto” a la Comisión Nacional de Finanzas; varios sectores aguardaban el dinero para pagar deudas

La plata que terminará auxiliando la caja central del Frente Amplio, era esperada por varios sectores para saldar deudas originadas en la campaña para las elecciones departamentales y municipales, algunas con la propia Departamental, lo que alimenta especialmente el nerviosismo y la preocupación.

Varias fuentes cercanas a la dirigencia departamental del Frente Amplio de Paysandú coinciden en reconocer que la organización atraviesa un momento de particular tensión interna motivada en el explícito y generalizado rechazo que despertó la decisión de la presidencia local de ceder “en préstamo” una muy considerable suma de dinero a la estructura central de la coalición, gestionada desde Montevideo.    

El problema central radicaría en que la definición se habría tomado de manera “inconsulta”, por unas pocas personas, aparentemente sólo por el equipo de presidencia y un par de miembros de la Comisión de Finanzas. Cuentan que varios miembros de ese grupo de trabajo tomaron conocimiento de la situación en las últimas horas, cuando la decisión ya se había procesado. Pero además, la plata que terminará auxiliando la caja central del Frente Amplio era esperada por varios sectores para saldar deudas originadas en la campaña para las elecciones departamentales y municipales, algunas con la propia Departamental, lo que alimenta especialmente el nerviosismo y la preocupación.  

El dinero en cuestión, 50.000 dólares, corresponden al aporte que realiza el Estado por los votos obtenidos por el Lema, a nivel departamental, en la instancia electoral aludida. Sin embargo, como resultado de la polémica decisión, la importante suma fue depositada para la Comisión Nacional de Finanzas del Frente Amplio, según documentan sus responsables a través de una nota que emitieron el mismo día en el que recibieron el dinero: el miércoles 31 de marzo de 2021. El texto,  firmado por Flavia García, como responsable de Finanzas, y Jorge A. Gotta, como administrador, señala que el dinero ingresa en calidad de “préstamo” atendiendo “la situación financiera existente”.  Allí mismo los beneficiarios del “préstamo” establecen la forma de reintegro: “en 40 CUOTAS MENSUALES de U$S 1250 (dólares americanos mil doscientos cincuenta) cada una, pagaderas a partir del mes de JUNIO del año.  Los firmantes cierran la misiva  “Agradeciendo desde ya su apoyo” y saludando “fraternalmente”.

En el Frente Amplio de Paysandú no esconden el enojo y hablan del “centralismo que nos sigue tratando como indios”, que termina disponiendo de los recursos que corresponden al interior y en este caso hasta de la supuesta forma de devolución con un plan que implicaría que para las próximas elecciones la deuda aun no esté saldada.

Pero especialmente se encargan de señalar las responsabilidades locales en un conflicto que es estrictamente político y de gestión. Tanto desde sectores partidarios como desde algún comité de base no descartan pedir la renuncia del presidente de la Departamental, Álvaro Guigou, por haber viabilizado lo que podría resultar “un préstamo sin retorno” así como determinar las responsabilidades de los integrantes de la Comisión de Finanzas, al menos de quienes participaron de la decisión.

La nota que documenta el «préstamo» y desató el malestar en el FA sanducero.