Trabajadores de Vialidad rechazan traslado de la dependencia y denuncian que no fueron considerados en el quinquenio

Crédito foto: Intendencia de Paysandú

Trabajadores de la Dirección de Vialidad del Departamento de Obras de la intendencia enfatizan su rechazo a la decisión de mudar esa dependencia desde el histórico local sito en la zona de la playa Park hacia el corralón.

La posición que los trabajadores explicitaron este martes 6 de octubre cuando recibieron la orden de comenzar el traslado del equipamiento del área de mantenimiento de los vehículos de Vialidad llevó a la formalización de una mesa de diálogo que se extenderá por una semana y que implicaría, al menos desde la perspectiva de los trabajadores, que la comuna no avance en la intención del traslado. Sin embargo, al comienzo de la jornada laboral de este miércoles 7 las autoridades procuraron retomar la mudanza lo que determinó el paro de las actividades en el sector, la realización de asambleas y la comunicación de la situación a la sociedad.

«Esta administración sigue con la misma soberbia que mostró durante los cinco años. Nos desparramaron, nos dividieron, nos dejaron a un poco en la planta asfáltica, otro poco en el Estado Artigas y a otro poco en la Dirección de Vialidad», con el propósito de desarticular un área que históricamente se ha caracterizado por ser «la más combativa de la Intendencia», dijo a LA TRIBU uno de los trabajadores movilizados.

El colectivo denuncia que las condiciones de trabajo han sido muy precarias, característica que sería común a todas las locaciones utilizadas. «Ahora que falta un mes para que este gobierno se vaya empezaron a hacer mudanzas y nos dicen que para el 27 de octubre toda la Dirección de Vialidad debe estar instalada en el corralón. Entonces nos parece que se acordaron tarde de que los trabajadores municipales no teníamos condiciones para trabajar».

Consideran que la nueva ubicación no reúne las condiciones mínimas para la operativa de Vialidad que cuenta con unos 200 trabajadores que tendrían que compartir un espacio reducido en una edificio que alberga los trabajadores del Departamento de Servicios, sin que se considere la compleja situación sanitaria que enfrentamos.

«No entendemos porqué no lo hicieron en estos cinco años y lo hacen ahora a un mes de irse. Pensamos que es algo político porque la idea de ellos es derrumbar los galpones de Vialidad y sacarnos de acá», dijo esa fuente.

En la tarde de este miércoles las negociaciones continúan aunque según señalan los trabajadores, apoyados por su gremio ADEYOM, «el intendente está firme en su decisión de que se haga la mudanza».