Municipio de Chapicuy debió recurrir a ingeniero externo a la IDP para avanzar en la obra de jerarquización de avenida de ingreso

El alcalde de Chapicuy, Nelson Miller, confirmó a LA TRIBU que ese gobierno local contrató un ingeniero vial para que elabore un estudio que proponga soluciones a los problemas vinculados con la inconclusa obra de jerarquización de la avenida de ingreso a la localidad sede de ese Municipio. La contratación de un profesional que trabaja de manera independiente y que implica una inversión de 350.000 pesos se hizo necesaria después de que el funcionario de la Intendencia que había diseñado el proyecto en ejecución y dirigía los trabajos se negara a continuar. El funcionario, de profesión ingeniero y que reviste como empleado de la comuna desde hace varios años, negó su colaboración al considerarse cuestionado por vecinos y actores políticos locales y departamentales que exigieron soluciones para varias dificultades originadas por el desarrollo de la propia obra. «Se hace así, como yo digo o no sigo con la obra», sentenció el funcionario ante las autoridades electas de Chapicuy y cumplió con su palabra.

Los antecedentes

Entre mayo y setiembre del año 2019 se realizó la primera etapa de la obra que implicó la construcción de cordones cuneta y un cantero central con una inversión de 3.256.649. El problema de la obra consiste en que en algunos tramos el cantero tomó una altura desproporcionada con respecto a los edificios construidos en sus laterales, incluso de hasta 1,5 metros del nivel de los umbrales de aquellos. Este panorama determina que cuando llueva esas estructuras, entre ellas la sede del Municipio de Chapicuy, están condenadas a quedar anegadas.

“Esa obra surge de un proyecto del año 2009 y la verdad que no está mal; pero nos parece que se levanta mucho no es una obra para Chapicuy. Es una obra muy alta y dejamos encerrado al Municipio e incluso a la estación de servicio. Entonces tuve una reunión con el técnico y le propuse bajar los niveles, respetando la topografía del pueblo que hubiese sido lo más conveniente”, dijo a LA TRIBU el alcalde Nelson Miller. El profesional se negó a considerar esa posibilidad “porque había que llegar al nivel de la ruta 3”, siendo esa la razón por la que diseñó tal elevación de la arteria. Cuando en un par de ocasiones las autoridades locales pidieron al funcionario que adapte su proyecto enfatizó en la negativa a introducir modificación alguna a su idea. Y, efectivamente y para sorpresa de quienes desconocemos cómo funciona la cadena de mando en la comuna, dejó de conducir el proyecto.

Contratación de un técnico externo a la IDP

Ante esa decisión y tras la conclusión de la primera etapa, el Municipio de Chapicuy recurrió a un ingeniero vial particular quien asumió el desarrollo de los estudios hidráulicos correspondientes para bajar aquellos niveles. “Ese ingeniero va a firmar el contrato la semana que viene” y entonces presentará su propuesta que atenderá los requerimientos de los vecinos y de actores políticos locales y departamentales. “Dentro del compromiso de gestión se había establecido que la Intendencia nos aportaba el ingeniero vial; entonces sacamos eso del presupuesto que tenemos y lo contratamos de manera particular”, explicó Miller que informó que la inversión es de 350.000 pesos.

“La idea es hacer la avenida nueva, bajar las partes que quedaron altas respetando la topografía y hacer un cantero central para hacerlo peatonal y hacer los cordones”, además habría que “romper, más o menos, una cuadra” de los casi 500 metros de cantero que se hicieron inicialmente.

El jerarca adelantó que los trabajos de movimientos de suelo que se iniciarán una vez formalizada la situación del citado ingeniero vial estarán a cargo del Municipio.

Escuchar la nota de LA TRIBU con el alcalde de Chapicuy, Nelson Miller: